Corona de España

La corona y el cetro son los símbolos más representativos de la Monarquía española aunque apenas se les ha visto en estos años.

El Patrimonio Nacional los guarda en una cámara acorazada del Palacio Real, y sólo se sacan en en la proclamación o las exequias de un rey. La corona no fue hecha para colocarla en la cabeza, es simbólica puesto que los reyes en España no son coronados sino proclamados. El rey jamás la lleva. Juan I de Castilla fue el último rey coronado.

La corona de España no tiene un valor elevado. Es de plata dorada, y su valor real es su historia y como símbolo junto al cetro que le acompaña formando el juego de proclamación. Se comenzó a utilizar en el reinado de Isabel II, haciendo de la corona un objeto único.

Carlos III encargó crearla al platero madrileño Fernando Velasco en 1775 según consta en la marca que el platero talló en la misma. El motivo de dicho encargo no está documentado". Tras la proclamación de Isabel II ha seguido mostrándose en las proclamaciones de Alfonso XII, Alfonso XIII y Juan Carlos I. En 1980 se utilizó cuando don Juan Carlos trasladó los restos de su abuelo, Alfonso XIII, para ser enterrados en el Panteón Real del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. La última vez que se sacó de la cámara acorazada fue en la proclamación de Felipe VI en lugar destacado del Congreso de los Diputados.

El cetro acompaña a la corona en el juego de proclamación. Es materialmente más rico y más antiguo que la corona. Data del reinado de Felipe IV, y es un bastón de oro cilíndrico de 68 cm revestido de filigrana de plata con esmaltes azules. Cada 20 centímetros luce un anillo de rubíes y lo termina una esfera de cristal de roca tallado formando rombos. Era el bastón de mando del Capitán General de los Ejércitos. Al perder su carácter como símbolo militar, pasó a ser el cetro de la Monarquía española.

La corona y el cetro formaban parte de un rico guardajoyas real que por avatares históricos se perdió. Las joyas reales en poder de los Austrias y los Borbones, que a lo largo de los siglos estaban vinculadas a la Monarquía como patrimonio de la Nación, desaparecieron casi por completo.

~

↑ arriba

edlo.es