Fábrica de Tabacos (Universidad de Sevilla)

De Fábrica a Universidad. Este edificio de 185 x 147 m. fue en el siglo XVIII, la mayor construcción industrial de toda Europa. Fue proyectado en 1728 por Ignacio Salas, ingeniero militar, y terminado en 1770. En su construcción tuvo relativa importancia la participación de ingenieros de los Países Bajos así como del norte de España, que junto a un grupo de arquitectos locales culminaron la obra. Su estilo arquitectónico presenta rasgos de la edad media de tipo militar como lo es el foso que rodea el edificio, también presenta formas renacentistas tipo herreriano, de ahí su parecido al Archivo de Indias, y su puerta principal culminada con la escultura de 'La Fama' y jarrones de azucenas, obras de tipo barroco como las fuentes de mármol blanco de los dos patios interiores del mismo autor portugués Cayetano de Acosta, así como los pináculos que decoran las cuatro esquinas del edificio

En la portada principal consta la leyenda:

DEL REINADO DE FERNANDO VI AÑO MDCCLVII

De las cigarreras que en sus naves trabajaron quedan recuerdos en los lienzos que se encuentran dentro de la Fábrica de Tabacos. Se puede destacar de todos ellos, el realizado por Gonzalo Bilbao, cuyas obras costumbristas más conocidas están en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, entre ellas las de las cigarreras. Alrededor de la fábrica se cavó un foso jalonado por varias garitas, lo que induce a creer que debió tener carácter defensivo.

Desde mediados del siglo XX  radica aquí la tercera sede central de la Universidad hispalense. Las obras de reformas se llevaron a cabo según proyectos de los arquitectos Delgado Roig, Balbontin Orta y Toro Buiza.

Las primeras facultades que albergaron entonces fueron las de Derecho (1954), Ciencias (1955) y Filosofía y Letras (1956). En la actualidad radican en este edificio el Rectorado y una serie de servicios, la Biblioteca Universitaria y las facultades de Derecho, Geografía e Historia y Filología.

Ver Galería de imágenes

~

↑ arriba

edlo.es