Archivo General de Indias

El edificio Casa de la Lonja de Sevilla, fue construido en 1572 por Juan de Minjares y Alonso de Vandelviva utilizando al parecer algunos planos hecho por Juan de Herrera en época de Felipe II. En 1598 se comienza a utilizar el edificio según inscripción conmemorativa situada en la fachada norte, pero fue terminado en 1629 bajo la dirección de Zumárraga que hizo la segunda planta y la cruz de Juramento, finalizándolo Falconete.

En 1785 fue utilizado como Archivo General de Indias por deseo Carlos III, para ello se hizo algunas remodelaciones y acondicionamientos, destacando la decoración de la escalera principal efectuada por Lucas Cintara en 1787 utilizando planchas de mármol. También se construyeron estanterías de madera traídas de cuba según proyectos del escultor Blas Molner. El uso de la Lonja como Archivo fue para unificar así toda la documentación dispersa entre Cádiz, Simancas y Sevilla. El propulsor del proyecto fue Don José de Gálvez, Secretario de Indias y el realizador del mismo fue Don Juan Bautista Muños, académico e historiador, Cosmógrafo mayor de Indias. La función del Archivo General de Indias sigue en vigor hasta nuestros dias.

En ese mismo año de inauguración, 1785, por Octubre, llegan los primeros documentos desde Simancas. Se impuso una fecha divisoria en el tiempo, fue el año 1760, la cual obligaba que todo documento anterior a esta fecha fuese trasladado al nuevo Archivo General de Indias. Se fueron incorporando documentos de las principales instituciones administradora de Indias como el Consejo de Indias, Consulados, Secretarias de Estado, Casa de Contratación, etc. lo cual convirtió al Archivo General de Indias en el mayor administrador documental referente al nuevo mundo.

Actualmente el Archivo cuenta aproximadamente con 80 millones de páginas documentales originales y 43.000 legados, que descansan en estanterías lineales de aproximadamente 8 kilómetros de longitud. Esta documentación abarca todo el continente americano desde Estados Unidos hasta la Tierra de Fuego, mas las Filipinas como extremo oriente español, ocupando los mas variados temas de la historia tanto social como política y económica, de la iglesia, del arte, etc. que promueven el interés de investigadores e historiadores, donde encuentran todo lo referente al nuevo mundo concerniente a la administración española, desde problemas de navegación o expansión misionera hasta la independencia de territorios o aspectos inquisidores. Hoy día Carlos III vería como su deseo se hizo realidad. Tras las ultimas adecuaciones se sus instalaciones y la introducción de avanzados sistemas informáticos, el Archivo General de Indias de Sevilla vuelve a su vocación tradicional incrementando el potencial inapreciable como fuente de información documentada.

~

↑ arriba

edlo.es