Emblema del Ayuntamientode Sevilla

Dice una leyenda, que ante la mala gestión financiera ejercida durante el gobierno de Alfonso X, que arruinó la hacienda y empobreció al pueblo. Su hijo Sancho, apoyado y reconocido como nuevo rey por todas las ciudades, alzó las armas para sustituir a su padre, que refugiado en Sevilla gozaba de la fidelidad de esta ciudad, única a favor de Alfonso X.

Este proceder fue respetado por Don Sancho, y permitió que así fuese hasta la muerte de su padre. Por tal motivo de fidelidad, le fue entregado a la ciudad de Sevilla este emblema por parte de Alfonso X en las postrimerías de su vida, el cual expresaba el reconocimiento al comportamiento de la ciudad. El emblema lo reconocía así: 'Sevilla no me ha dejado', que en el habla de la ciudad se pronuncia 'No ma dejado', lo cual fue representado por las silabas 'No y Do' y una madeja en el centro, resultando 'No-madeja-Do', o sea 'NO-8-DO'.

Este emblema ha estado presente en el escudo de la ciudad, donde figuraba también San Fernando, rey castellano conquistador de la ciudad a los árabes, San Leandro y San Isidoro. Actualmente el emblema 'NO-8-Do' figura solo en la bandera y escudo de la ciudad de Sevilla.

Alfonso X El Sabio, hijo de Fernando III el Santo y Beatriz de Suabia, nace en Toledo en 1221 y muere en Sevilla en 1284, En 1244 conquista en nombre de su padre el Reino de Murcia, fue rey de Castilla y León del 1252 al 1284 y de las tres religiones, hebrea, cristiana y musulmana. Contrajo matrimonio con Violante, hija de Jaime I de Aragón.

Nada más subir al trono Alfonso X devaluó la moneda para restaurar la decaída economía castellana, lo que provoca continuas sublevaciones nobiliarias y el fracaso de su política exterior.

~

↑ arriba

edlo.es