Los Cartagineses

La expansión fenicia en el Mediterráneo fundó la ciudad de Cartago en la costa actual de Túnez. Este emplazamiento adquirió un gran valor estratégico al conseguir la ciudad su independencia de Tiro debido a su debilidad por el acoso asirio, y comenzó una política de liderazgo sobre las demás ciudades fenicias del occidente mediterráneo.

Cartago y Roma se disputaron el dominio del Mediterráneo durante el siglo III aC en un conjunto de guerras a la que se les llamó Guerras Púnicas. En primera (264-241 aC) Cartago quedó muy debilitada y decidió conquistar España. En el 237 aC, Amilcar Barca desembarca en Gades (Cádiz) y centró su dominio en el sudeste peninsular tras vencer uno a uno a los diferentes reyes de las ciudades con las que se encontraban. En el invierno del año 229 aC muere Amílcar Barca en una escaramuza con los Oretanos, iberos que habitaban la zona oriental de Sierra Morena, después de una guerra de nueve años, dejando sus conquistas hasta el Golfo de Valencia.

A Amilcar Barca, en este mismo año, 229 a.C., le sustituye su yerno Asdrubal. Fundó la ciudad de Quart-Hachaschat, antigüa Mastia y actual Cartagena denominada por los romanos como Cartago Nova. En 221 aC muere asesinado Asdrúbal y es elegido por el ejercito el General Aníbal de 25 años de edad. En verano de este año conquista los territorios de los olcades. En el año siguiente penetra en la meseta y conquista Toro y Salamanca. A su vuelta a Cartago Nova es atacado por una coalición de iberos; carpetanos, vacceos y olcades en las riberas del Tajo, a los que derrota. De esta forma establece los dominios hasta la desembocadura del rió Tajo.

Solo quedaba un objetivo antes de conquistar Roma y asegurar la retaguardia. La conquista de Sagunto al norte de Valencia, en cuya ayuda Roma provocaría la segunda Guerra Púnica que concluyó con la derrota de Aníbal, la pérdida del poder cartaginés y la completa conquista romana de la península.

~

arriba

edlo.es