Los Bárbaros

El Imperio romano se vio afectado por migraciones de pueblos en su mayoria germánicos conocidos como "bárbaros". Estas migraciones realizadas a menudo con violencia, supusieron verdaderas invasiones que precipitaron el fin del Imperio. Iniciadas en el siglo III, tuvieron su momento culmen en el siglo V.

Mediante la cronología de Sevilla nos situamos al comienzo del siglo V para ver la perspectiva histórica hasta llegar a la invasión musulmana.

En el 409 desde el norte irrumpieron en violenta invasión de Hispania los suevos, alános y vándalos.
En el 411 los vándalos silingos se apoderan de la Bética.
En el 418 los visigodos al servicio de los romanos expulsan a los vándalos a Africa.
En el 426 los vándalos de Gunderico saquean y conquistan Hispalis.
En el 429 los vandalos abandonan el sur de la peninsula, Hispalis e Italica son saqueadas y destruidas.
En el 441 el suevo Requila se apodera de Hispalis y sus territorios.
En el 511 se inicia el control visigodo de Hispania.
En el 531 los godos se instalan en Hispalis y la llaman Spalis, capital de la Bética.
En el 554 el emperador Justiniano ocupa gran parte de la Bética, quedando Spalis como ciudad fronteriza. Ahora la capital de la Bética es Toletum. Leovigildo domina gran parte de la Bética.
En el 579 Hermenegildo se proclama rey y fija su capital en Spalis.
Del 590 al 619 Concilios presididos por los obispos Leandro e Isidoro pasaron a ser Santos Patronos sevillanos. Spalis se convierte en sede metropolitana de la Bética.
Del 623 al 625 El rey godo Suintila expulsa a los bizantinos del sur de Hispania. Spalis es parcialmente destruida.
En el 711 Don Oppas, obispo de Sevilla, abandona al rey don Rodrigo en la batalla del Guadalete. Los árabes entran en Spalis.
Del 829 al 830 Construcción de la mezquita de Ibn Adabbas, levantada en el solar de la actual iglesia de El Salvador.
En el 844 Invasión vikinga de Spalis.

Los suevos, vándalos y alanos fueron los primeros pueblos en penetrar en el 409 en la península ibérica. Aunque Hispania siguió siendo nominalmente una provincia romana, los pueblos invasores se asentaron en la península. Los suevos en la Gallaecia, los vándalos en la Bética y los alanos dispersos por la Lusitania y la Cartaginensis.

Debido a la debilidad del imperio, Roma encargó mediante un pacto a los visigodos, pueblo germánico asentado en el sur de Francia , penetrar en la península y expulsar a los invasores. Así lo hicieron con alanos y vándalos. Y al caer el Imperio romano de Occidente, los visigodos establecieron su propio reino con capital en Tolosa, la actual Toulouse en el sur de Francia. El reino se extendía por el sur de Francia y gran parte de Hispania. Finalmente, bajo el empujo de otro pueblo germánico, los francos, los visigodos terminaron por establecerse plenamente en la península ibérica.

Tras una larga migración durante el siglo VI, los visigodos establecieron su reino en la Península situando su capital en Toledo por su estratégica localización central. Leovigildo, entre los años 569 y 586, unificó la política visigoda en la península. Dos pasos posteriores fueron clave en el proceso de integración entre la población visigoda y los hispano-romanos:
- Conversión al cristianismo de rey Recaredo y el pueblo visigodo en el III Concilio de Toledo (589).
-Publicación por Recesvinto en el 654 del 'Liber Iudiciorum o Fuero Juzgo'. Nuevo código de leyes que puso bajo las mismas leyes a todos los habitantes del reino, visigodos e hispano-romanos.

La organización politica de los visigodos se sustentaba en el derecho germánico. La institución fundamental de gobierno era la 'Asamblea de los hombres libres' en la que residía el poder del reino, que era conferido a un rey (monarquía electiva). Los reyes visigodos intentaron incorporar el absolutismo romano a su gobierno. Pese a estos intentos, nunca lograron establecer una monarquía estable con un poder real fuerte y basada en el derecho de herencia. Esta inestabilidad política fue clave en el derrumbamiento del reino visigodo en el 711 tras la invasión musulmana.

~

arriba

edlo.es